Repollo rojo con manzanas

El invierno nos ofrece unas verduras ricas y sabrosas que nos ayudan a reponer vitaminas y afrontar el invierno de la mejor forma posible. Hoy me encontré con un fabuloso repollo rojo. Quería cocinarlo de una manera simple pero sabrosa, y me inspiré en una receta de Austria. Coge una manzana, unos clavos, azúcar moreno y descubre conmigo este plato inspirado en la cocina de la región del Tirol del Sur, perfecto para acompañar un plato principal de cerdo asado... Qué mejor que comer este plato de invierno sabiendo que además de delicioso es saludable, siendo el repollo un vegetal rico en nutrientes esenciales? Para hacer esta receta excepcionalmente sabrosa, no necesita hacer más que lo que se describe en el texto y la galería de fotos: ¡será muy fácil!

Ingredientes

  • repollo 500 gramos Rojo
  • manzanas 1 manzana
  • cebollas de Tropea una cebolla roja
  • azúcar morena Una cucharada de azúcar moreno
  • vinagre de manzana Tres cucharadas de vinagre de manzana
  • clavos de olor 1 diente
  • sal
  • pimentón
  • manteca Una nuez de mantequilla
  • hojas de laurel una hoja de laurel
Método de preparación
60 minutos de preparación
45 minutos de cocción
4 personas
Compartir
¿Quieres sugerir esta receta a tus amigos?
¿La preparaste y te gustó? iCompártelo!

Preparación

Pelar la manzana y cortarla en cubos. Pelar y cortar la cebolla. Cortar la col en tiras. Derrita la mantequilla en una olla de barro, luego agregue la cebolla hasta que se ablande. Luego agregue la manzana cortada en cubitos y el clavo. Revuelva y déjelo hasta que la manzana comience a ablandarse. Después de unos minutos, agregue el repollo y el azúcar. Deja que el azúcar se disuelva. Revuelva, agregue sal, pimienta y vinagre. Tape, reduzca el fuego y cocine a fuego lento durante 45 minutos. Si es necesario, añade un cucharón de agua. Estará lista cuando la col esté blanda. Servir caliente.

Consejos
Cuando compre una col, asegúrese de que sea compacta y tenga hojas frescas, brillantes, firmes y de un buen color fuerte. Guárdalo en una bolsa de plástico en la parte menos fría de la nevera durante unos días.
Curiosidad
Las coles tienen propiedades reparadoras, son antiinflamatorias, antisépticas y antineurálgicas. Comerlos con frecuencia ayuda a mejorar la resistencia a las enfermedades. La única contraindicación es para aquellos que sufren de trastornos de la tiroides. Además, puede ser útil para aquellos que sufren de acné: toma una hoja, quita la nervadura principal y aplástala con un rodillo hasta que aparezca líquido en su superficie, luego aplica esto en tu rostro.

Todos los pasos para la preparación

**Haz click en las fotos para ver el paso a paso completo

Comentarios